"En Jesús encontramos todo"

CONGREGACIÓN DE LOS SAGRADOS CORAZONES
de JESÚS y de MARÍA
Gobiernos Generales de Hermanos y Hermanas, Roma

ESPAÑOL | ENGLISH | FRANÇAIS

Home / Noticias / Entrevista a Élcio Rubens Mota Félix sscc, de la Provincia de Brasil-Paraguay

Entrevista a Élcio Rubens Mota Félix sscc, de la Provincia de Brasil-Paraguay

 

 

 

 

“La gente mira con esperanza y gozo esta misión,
por ser hermanos y hermanas”

 

Descríbenos, por favor, como es la nueva misión SSCC de hermanos y hermanas en el Valle do Jequitinhonha en la Diócesis de Araçuaí (Minas Gerais-Brasil).

La nueva misión de hermanos SSCC en el Valle de Jequitinhonha es una misión conjunta de hermanos y hermanas. Lo que está claro en este momento es que los hermanos nos encargaremos del nivel sacramental en las dos parroquias y las hermanas se encargarán del nivel pastoral sólo en la ciudad de Divisa Alegre. Pero somos conscientes de que todo está aún en construcción, ya que todavía queda mucho por saber.


¿Quiénes son los hermanos y hermanas que forman parte de esta misión?

Paulo Roberto, P. Élcio Rubens, P. Jorge Filipe, y las Hermanas Valeria y Marilene.


¿Cómo son los comienzos? ¿A qué dedicas principalmente tu tiempo?

Nuestra misión tuvo lugar a principios de este año, el 6 de febrero. Nos sentimos muy cómodos al expresar que todavía tenemos mucho que construir en esta misión común. Nos dedicamos a servir al pueblo de Dios de esta Iglesia particular de la Diócesis de Araçuaí. Dedicamos todo nuestro tiempo al pueblo de Dios.


Élcio, ¿cuáles están siendo los principales desafíos?

En verdad, la gente mira con esperanza y gozo esta misión, por ser hermanos y hermanas. La gente se imagina que es algo con un proyecto y un trabajo conjunto. Sin embargo, las cosas todavía no están al nivel que queremos, porque estamos "llegando", solo llevamos dos meses aquí, hay muchas cosas nuevas e imprevistos, como es el caso de Aguas Vermelhas. Es una tercera parroquia junto con las otras dos, cuyo sacerdote murió poco después de nuestra llegada. A petición del obispo, tuvimos que hacernos cargo. Estamos hablando de una misión parroquial en una región con poca presencia de vida religiosa consagrada, con desafíos socioculturales, porque es una región con poca asistencia de los poderes públicos, ya sea en educación, salud, etc. Además, la vuelta a las actividades tras la pandemia es un reto adicional. Muchos líderes están desanimados como resultado de la pandemia. Por lo tanto, no hemos tenido tiempo ni espacio para dialogar, para hablar cómo nos sentimos en este inicio, como hermanos y hermanas. Tenemos el deseo de trabajar más juntos, pero las exigencias nos han llevado a buscar caminos de forma más aislada. La misión de los Hermanos y Hermanas de los Sagrados Corazones en estas tierras del Valle de Jequitinhonha es muy prometedora.
 

¿Sientes que vives una conversión pastoral y misionera?

Realmente siento que estamos viviendo una conversión pastoral y misionera. Hemos llevado una vida sencilla, acorde con la vida del pueblo. Vivimos de nuestros salarios, atendemos las necesidades de la gente, sobre todo de los más pobres y necesitados, especialmente de los jóvenes. Pero aún queda mucho por conocer de esta realidad y ponernos a su servicio.
 

Monseñor Esmeraldo Barreto de Farias, obispo de la Diócesis de Araçuaí, hizo hincapié, al presentar a hermanos y hermanas SSCC a las comunidades parroquiales, en el sentido de "equipo misionero SSCC", que es un desafío a trabajar juntos en "sinodalidad". ¿Cómo estáis viviendo?

Es uno de los mayores retos, trabajar juntos, un viaje en armonía como hermanos y hermanas. Presentar nuestra espiritualidad a la gente, con nuestra forma de ser. Nuestro carisma como don para enriquecer a este pueblo, a esta diócesis. Y esto es lo que Monseñor Esmeraldo espera de nosotros, Sagrados Corazones. Como somos una congregación de hermanos y hermanas, el obispo espera que irradiemos nuestro carisma.

 

 

 

De izq. a dcha.: Jorge Filipe, Paulo Roberto and Élcio Rubens

31/05/2022