"En Jesús encontramos todo"

CONGREGACIÓN DE LOS SAGRADOS CORAZONES
de JESÚS y de MARÍA
Gobiernos Generales de Hermanos y Hermanas, Roma

ESPAÑOL | ENGLISH | FRANÇAIS

Home / Nuestros difuntos / † Hna. María Teresa VILLAR sscc (España)

† Hna. María Teresa VILLAR sscc (España)

 

   Ha fallecido el 26 de agosto de 2009 en El Escorial, España, la Hna. María Teresa, de 94 años de edad. Había entrado al noviciado en 1940 en Saint Servan, Francia, y ha hecho su profesión perpetua el 17 de febrero de 1948 en Paris, Francia.

 

Nuestra hermana María Teresa Villar Romero falleció el día 26 de agosto en la comunidad de El Escorial.
 
María Teresa había nacido en Santander el 6 de octubre de 1915, en el seno de una familia profundamente cristiana. Hizo su licenciatura en Historia y entró en la Congregación en 1939 haciendo su noviciado en París donde profesó temporalmente el 25 de marzo de 1942.
 
Durante sus años de votos temporales trabajó como profesora en nuestros colegios de Torrelavega y Santander. En 1947 regresó a Paris para hacer su tiempo de Probación previo a su profesión perpetua que tuvo lugar el 17 de febrero de 1948.
 
   Mujer de gran capacidad intelectual y preparación profesional en el campo de la enseñanza, trabajó como directora de nuestro colegio de Santander, directora de la Escuela de Turismo de Madrid, encargada del Gabinete psicotécnico en el colegio del Paraíso. Después fue llamada a Roma donde por espacio de tres años trabajo en el archivo de la casa generalicia en la comunidad de Vía Casia.
 
   Entre los años 1994 y 2004 vivió en la comunidad de El Paraíso (Madrid) ocupándose sobre todo de traducciones y elaboración de fichas al servicio de la espiritualidad de la Congregación.
 
   En el año 2004 viene a la comunidad de El Escorial  ya que su salud está bastante deteriorada y necesita descanso. Entre los años 2005 y 2007 necesita un tratamiento especial en una residencia asistida de Madrid, regresando después a esta comunidad del Escorial donde vive sus dos últimos años.
 
   En María Teresa convivían la persona de temperamento fuerte, dominante, sumamente trabajadora, con la mujer de oración y profundo sentido de Dios. Este segundo aspecto es el que durante sus dos últimos años se ha hecho patente en ella de manera muy notable. Debido a su enfermedad no lograba hilvanar dos frases con sentido; sin embargo en cuanto la conversación pasaba a centrarse en Dios María Teresa nunca fallaba: se le iluminaba la cara, sus palabras eran certeras, llenas de sabiduría y de confianza en la bondad de Dios.
 
   Estamos seguras de que el Señor la ha acogido con inmensa ternura en su Corazón de Padre. Sin embargo la confiamos a vuestras oraciones para que cuanto antes pueda gozar con El de la verdadera vida que no termina.
 
   En nombre de la comunidad os abraza y queda siempre unida en los Sagrados Corazones

26/08/2009